26/6/15

La estrecha relación entre el cerebro y el intestino


La estrecha relación entre el cerebro y el intestino

  • Investigaciones recientes dan cuenta de la importancia de cuidar el bienestar digestivo.
  • El yogurt natural, con sus probióticos, favorece la buena digestión y, como consecuencia, disminuye el estrés.

cooperativa.cl

Una de las buenas prácticas para proteger al cerebro es a través del intestino, previniendo las enfermedades gastrointestinales y a través de alimentos con probióticos como el yogurt, de preferencia helado y natural.

Al respecto, científicos de la Universidad de California descubrieron que el consumo de este alimento favorece al cerebro, ayudándolo a funcionar mejor, disminuyendo el estrés, ayudándolo a combatir las tensiones, a la vez que la depresión, y, en resumen, contribuyendo a que las personas sean más felices.


En ambos sentidos

Asimismo, los científicos demostraron algo que se sospechaba, pero que hasta hoy no había sido probado en personas (sólo en animales): que el intestino también manda señales al cerebro.

La Dra. Gema Cabrera, psiquiatra y médico cirujano de la Universidad de Chile, expresa que los científicos saben desde hace tiempo que el cerebro envía señales a los intestinos, lo que desemboca en que el estrés y otros trastornos emocionales, influyan en los problemas gastrointestinales.

"Pero ahora, y esto es muy importante: los investigadores encontraron que las señales viajan también en sentido contrario: desde los intestinos al cerebro".


Yogurt natural como receta

Cabrera, también experta en medicina natural, afirma que "actualmente y dentro de nuestro estilo de vida, el yogurt helado es una buena receta natural antidepresiva, ansiolítica y antiestrés, que podemos consumir placenteramente, en reemplazo de los helados tradicionales a los que están acostumbrados los chilenos. Así, gracias a un alimento de calidad, sano y sabroso podremos resetearnos de las tensiones y penas, a la vez de cuidar el peso".

Confirma lo anterior la experta en alimentos y directiva de Yogurt Life, Dulce María Ramírez, señalando el yogurt helado tiene "una diferencia enorme a nivel nutricional", comparado con los componentes químicos del helado que tiene un alto margen de azúcar y de grasa.

"Con el yogurt helado, 0% grasa y sin azúcar refinada añadida, se está comiendo algo sano que no hace engordar y que ayudará al organismo, porque -entre otras cosas-, los probióticos de este producto son esenciales para la digestión, cuyo buen funcionamiento hoy está posicionado como principal en la pirámide de hábitos saludables".

Con todo lo mencionado por los expertos y comprobado por los científicos, si se considera también que el yogurt aporta micronutrientes esenciales como la vitamina C y el calcio, y que es un alimento que se puede consumir helado junto a frutas frescas de alto poder antioxidante o de frutos secos protectores del sistema cardiovascular, el yogurt helado se impone como una completa fuente de salud.


¿Sabe que tiene 2 sistemas nerviosos?

En realidad, tenemos dos sistemas nerviosos: El sistema nervioso central (compuesto por el cerebro y la médula espinal) y el sistema nervioso entérico (que es el sistema nervioso intrínseco de su tracto gastrointestinal).

Ambos son creados del mismo tejido durante el desarrollo fetal: una parte se convierte en el sistema nervioso central, mientras que la otra se transforma en su sistema nervioso entérico. Estos dos sistemas están conectados por el nervio vago, el décimo nervio craneal que va desde su tronco encefálico hasta debajo de su abdomen.

Actualmente está bien establecido que el nervio vago es la ruta principal que utiliza la bacteria o flora intestinal para transmitir información a su cerebro. Y aunque usted no lo crea, el intestino envía más información al cerebro que el cerebro al intestino.

Un ejemplo concreto es que probablemente haya experimentado la sensación visceral de mariposas en el estómago cuando se pone nervioso, o ha tenido afecciones estomacales cuando se estresa mucho. Esto es algo muy cierto, los problemas en el intestino pueden impactar directamente en su salud mental, causando ansiedad y depresión, entre otros trastornos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario