28/3/15

Cuando la gastroenteritis empieza en la cocina 28-03-2015


Cuando la gastroenteritis empieza en la cocina

Detrás de muchas intoxicaciones alimentarias está una mala práctica en la cocina: una ensalada sin lavar, un tomate cortado donde antes se había deshuesado un pollo, un sandwich preparado con las manos poco limpias...

Numerosas investigaciones han señalado la facilidad con la que las bacterias pueden propagarse durante la preparación de alimentos si no se toman las medidas adecuadas. Ahora, un reciente trabajo acaba de demostrar que, para los virus, también es muy sencillo 'viajar' por la cocina.

Según sus datos, tras entrar en contacto con un producto contaminado, un cuchillo puede 'infectar' hasta siete alimentos si se sigue utilizando.

Los autores de esta investigación, que se publica en la revista 'Food and Environmental Virology', llegaron a estas conclusiones tras analizar cómo se transferían norovirus -uno de los principales causantes de las gastroenteritis de origen viral- y virus de la hepatitis A en varios experimentos en la cocina.

Para ello, utilizaron tanto utensilios esterilizados como contaminados (fundamentalmente cuchillos y ralladores) y distintos tipos de comida, parte de la cual también se había infectado con los virus mencionados.

Los resultados mostraron que, viniera de donde vinera la infección, los virus conseguían diseminarse con facilidad a través de prácticas habituales en una cocina, como el picado o el rallado de los alimentos.

El nivel de contaminación difería en función de los productos utilizados y el tipo de virus, por lo que los investigadores sugieren que la superficie del utensilio y las características del alimento pueden ser claves en la capacidad de infección.

"Nuestros resultados demuestran la posibilidad de transferencia de virus en un ambiente como la cocina", señalan los investigadores, quienes subrayan la necesidad de "tener en cuenta que los utensilios son un importante vehículo de infección".

En ese sentido, reclaman formar mejor a consumidores y manipuladores de alimentos en cuanto a los riesgos de contaminación alimentaria, así como un aplicación habitual de desinfectantes en la cocina para evitar la diseminación de los virus.

Los Centros para la Prevención de Enfermedades de EEUU han elaborado una serie de recomendaciones para 'frenar' el alcance de los norovirus, los responsables de la mayoría de las gastroenteritis víricas en los países industrializados:

Lávese las manos

  • Hágalo minuciosamente con agua y jabón, especialmente después de ir al baño o haber cambiado pañales y siempre que vaya a cocinar o a comer. El virus se encuentra en las heces y el vómito de los afectados, por lo que puede llegar a la comida si no se lleva a cabo una adecuada higiene.

Precaución en la cocina

  • Lave minuciosamente las frutas y verduras y cocine bien las ostras y otros mariscos antes de consumirlos, ya que el virus puede estar presente en ellos. También debe mantener limpios los utensilios de cocina.

No prepara alimentos cuando tenga la infección

  • No cocine mientras tenga síntomas (nauseas, diarrea, vómitos, dolores musculares y de cabeza, etc) y hasta tres días después de haberse recuperado).

Limpie y desinfecte las superficies contaminadas

  • Limpie y desinfecte las superficies contaminadas: Después de un episodio de vómito o diarrea, limpie y desinfecte inmediatamente las superficies contaminadas con un limpiador de uso doméstico a base de cloro. Si no tiene un producto de esa clase, puede utilizar una solución de lejía. Asimismo, lave la ropa que se haya contaminado con vómito o materia fecal.
 

19/3/15

El estómago es nuestro segundo cerebro


El estómago es nuestro segundo cerebro

Este "cerebro alterno” funciona en el aparato digestivo e influye en nuestro estado de ánimo y sistema inmunitario

elcomercio.pe

El aparato digestivo está tapizado por una red de neuronas (células nerviosas) que algunos científicos han denominado “segundo cerebro” y que representan El 70% de las neuronas del cuerpo humano. Ese cerebro, según estudios científicos recientes, influye en nuestro estado de ánimo, carácter y hasta en el ritmo de sueño.

Pero, ¿qué conexión existe entre los síntomas digestivos y los estados mentales? Dentro del aparato digestivo, sobre todo en el intestino delgado, existen multitud de terminaciones nerviosas de igual importancia que las que pueden constituir el sistema nervioso central. Este es el llamado segundo cerebro, que tiene una gran interacción con el cerebro ‘real’, por lo que contribuye a la formación de ciertas sensaciones y tiene un papel clave en los síntomas que pueden padecer algunos pacientes.

Michael Gershon, investigador de la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, y autor de The Second Brain, un libro publicado en 1999 y de referencia en las investigaciones sobre el tema, explica que, conocido técnicamente como sistema nervioso entérico, el segundo cerebro está compuesto por capas de neuronas ubicadas en las paredes del tubo intestinal, y que contiene unos 100 millones de neuronas.

El pequeño cerebro que tenemos en las entrañas funciona en conexión con el grande, el del cráneo, y en parte determina nuestro estado mental e influye en determinadas enfermedades que afectan otras partes del organismo. Además de neuronas, en el aparato digestivo están presentes todos los tipos de neurotransmisores que existen en el cerebro. De hecho, el 95 por ciento de la serotonina, unos de los neurotransmisores más importantes del cuerpo, se encuentra en el intestino.

Miguel Ángel Almodóvar, periodista y sociólogo especializado en nutrición, compiló las investigaciones más recientes sobre el cerebro intestinal en el libro "El Segundo Cerebro" y  plantea que se ha producido un cambio de paradigma en las ciencias de la salud a raíz de finalizar la secuenciación genética de la estructura microbiana que habita el cuerpo humano, ya que, en cada individuo, hay más de 100 billones de microorganismos alojados en el tracto digestivo.

Otra conexión entre el cerebro y el estómago que conviene tener en cuenta es que, según publicaba hace poco la revista Science, se tiende a un comportamiento más agresivo cuando se tiene el estómago vacío. Una de las razones es que la dieta es la principal fuente de triptófano, un aminoácido necesario para que el cuerpo produzca uno de los neurotransmisores que controlan las emociones a nivel cerebral, la serotonina. Y, por lo tanto, el triptófano y la serotonina disminuyen cuando no se come, incrementando la agresividad.


Las enfermedades intestinales, el cerebro y los alimentos

Algunos científicos piensan que en un futuro, algunos padecimientos intestinales podrían tratarse con terapias aplicadas a nivel neuronal. De hecho, el síndrome de colon irritable en parte deriva de un exceso de serotonina en el intestino, y quizá podría ser considerado una “enfermedad mental” del segundo cerebro.

Para Michael Gershon, el segundo cerebro tiene un papel en la mayoría de las cosas que enferman al intestino, desde el síndrome de colon irritable hasta las enfermedades relacionadas con la inflamación del intestino. De esa manera se explicaría el hecho de que las patologías digestivas funcionales sean las que tienen mayor prevalencia en la población, afectando a un 30-40%, porcentaje que aumenta hasta un 60% si tomamos en cuenta a todos los que a lo largo de su vida van a padecer en algún momento un trastorno de este tipo.

Así mismo el segundo cerebro  no sólo regula la digestión, también es una parte importante del sistema inmunitario. Una dieta sana, una alimentación baja en azúcar y el ejercicio moderado ayudan a regular el funcionamiento del intestino.

Miguel Ángel Almodóvar aconseja en su libro ingerir los alimentos que contienen probióticos, que aunque no modifiquen el microbioma, tienen capacidad de mejorar las funciones del aparato digestivo y el tránsito intestinal si se ingieren en cantidades adecuadas. Se ejemplos de estos son el kéfir, chucrut, microalgas y la sopa de miso.
 

18/3/15

¿Por qué hay que combatirla? 18-03-2015

 
¿Por qué hay que combatirla?

Pocos saben que la hepatitis B es la novena causa de muerte en el mundo y que la mayoría de los casos no presenta síntomas. Entrevista a Rodolfo Cattáneo, jefe del servicio de Gastroenterología del Hospital Rawson.

La hepatitis B es la novena causa de muerte en el mundo. Es 100 veces más transmisible que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y no tiene cura. Unas 600 mil muertes por año tienen que ver con enfermedades hepáticas relacionadas a la hepatitis B como la cirrosis y hepatocarcinoma (cáncer).

En Argentina, se estima que entre un 0,8 y un 2 por ciento de la población pudo haber estado en contacto con el virus de la hepatitis B o C, lo que involucra, en promedio, a unas 500 mil personas.

Estos son datos que, a primera vista, llaman la atención y causan sorpresa, debido a que suele hablarse poco sobre la hepatitis. Buena parte de la población no conoce sus causas ni los tratamientos que hay para esta enfermedad.

Es por esto que el Ministerio de Salud de la Nación y la cartera sanitaria provincial realizan campañas de prevención y concientización. Este año, se dio un paso más allá con la campaña en la calle para realizar análisis y testeos de hepatitis virales y HIV, en el marco de del Programa de Hepatitis Virales que integra el Programa de Lucha contra el Sida y ETS de Córdoba.

Un grupo interdisciplinario lleva a cabo la tarea de promoción, prevención y capacitación de las hepatitis virales. Además, proveen de recursos para el diagnóstico, seguimiento y tratamiento. Comenzó el lunes 22 y se extenderá hasta el viernes 26 de julio en el Paseo del Buen Pastor, donde habrá personal del Hospital Rawson.

Rodolfo Cattáneo, jefe del servicio de Gastroenterología del Hospital Rawson y responsable de la campaña, explica los factores más importantes por los cuales se deben realizar acciones preventivas de las hepatitis virales.

–¿En qué consiste la campaña?

–Toda persona que desee hacerse análisis de HIV Sida y hepatitis virales podrá acceder gratuitamente a ellos con una sola muestra de sangre y, además, recibir la vacunación contra la hepatitis A y B. Es voluntario y confidencial para el paciente. Asimismo, se realizará una encuesta para relevar qué tipo de información tiene la gente sobre estas enfermedades. Con los datos que recabemos, analizaremos qué otros tipos de acciones se realizarán para combatir la enfermedad.

–¿Por qué es importante prevenir la hepatitis B?

–La hepatitis B se transmite por el contacto con la sangre, semen o líquidos corporales, de madre a hijo durante el parto y es 100 veces más transmisible que el VIH. Como sólo el 30 por ciento de los casos presenta síntomas, puede que muchos portadores no sepan que tienen la enfermedad (ver Una lesión inflamatoria a prevenir).

Otra de las razones es que la hepatitis B tiene vacuna pero no tiene cura. Entonces se dice que la enfermedad es “resolutiva”, es decir que hay una respuesta inmune eficaz del organismo pero el virus queda acantonado en el hígado, queda ‘latente’. Esto significa que en caso de que la persona sufra una baja de las defensas por una enfermedad como la leucemia o el VIH puede reactivar el virus. Por eso, los organismos de salud insisten en que hay que detectar a los infectados para tratarlos y cortar la cadena de transmisión. Una vez que la persona infectada recibe el tratamiento, aunque el virus quede latente, ya no contagia.

–¿Quiénes deben vacunarse?

–Niños menores de un año y hace poco se realizó una campaña de vacunación en los colegios secundarios. Sin embargo quedaban sin prevención la franja de población que más riesgos corre que es la que tiene entre 22 y 45 años, por eso la importancia de esta campaña abierta.

¿Por qué debe tratarse la hepatitis C?

-Esta enfermedad presenta un 15% de probabilidad de resolución espontánea del organismo y un 85% de probabilidad de que evolucione a la cronicidad que puede desembocar, en caso de que no se trata, en una cirrosis o en hepatocarcinoma (cáncer).

Si bien la hepatitis C  tiene cura en la cual el virus desparece del organismo, no tiene vacuna ni presenta síntomas, por ello es muy importante la prevención. Además se recomienda que a las personas que se les detecte la hepatitis C se las vacune contra la A y la B, ya que si llegaran a contagiarse de alguna de ellas podría tener resultados fulminantes.

10/3/15

Cómo quitar el ardor de estómago


Cómo quitar el ardor de estómago

Quitar el ardor de estómago es posible gracias a una serie de remedios caseros que reducen la acidez.

que.es

Quitar el ardor de estómago es posible sin necesidad de comprar uno de los muchos 'milagros' que se encuentran en el mercado, simplemente siguiendo una serie de recomendaciones que resultan muy efectivas y que puedes incluso combinar.

Para quitar el ardor de estómago lo primero que debes tener en cuenta es que, tras una comida copiosa, debes controlar exhaustivamente los alimentos que ingieres en las horas posteriores. Aunque la acidez está acompañada normalmente de pesadez estomacal, hay quien piensa que la irritación del esófago no puede reducirse siguiendo una alimentación saludable.

Al igual que la digestión, cada cuerpo actúa de una determinada forma ante la acidez de estómago. Hay personas más propensas a padecer este tipo de dolencias y desconocen que la postura es un aspecto a tener en cuenta. Es recomendable estar lo más recto posible e intentar, aunque resulte complicado, no tumbarte en la cama o el sofá. Aguantando durante unos minutos así, lograremos reducir considerablemente o incluso quitar el ardor de estómago.

En cuanto a remedios caseros, el más popular tiene al mismo tiempo muchos detractores. Una cucharada de vinagre, caracterizado por su acidez, puede parecer una auténtica temeridad cuando se supone que es precisamente los alimentos con mayor nivel de ácido los que provocan el ardor de estómago, pero nada más lejos de la realidad. Aunque influya, si el esófago no desempeña su función también puede aparecer esta dolencia. Es por ello que, a través del vinagre, forzamos que el esófago se cierre y desaparezca el ardor.

Es normal que este remedio levante grandes reticencias porque no es un sabor agradable al gusto, pero pasando el mal trago notarás una importante mejoría.

Con mejor sabor, aunque para gustos los colores, encontramos el té de jengibre. Las propiedades de la raíz actúan sobre las paredes del estómago. Para ello, necesitamos un recipiente de agua caliente y dos o tres cucharadas de raíces de jengibre. Del mismo modo, también están indicados para tratar el ardor de estómago productos como la canela o el hinojo.

Aunque su efectividad no puede competir con el resto de remedios, también ayuda a quitar el ardor de estómago el agua. Tal cual, sin tener que añadirle otro tipo de semillas, el agua puede eliminar la acidez que provoca la dolorosa sensación.

Estimular la salivación es otro de los métodos que ayudan a reducir el ardor de estómago. En este sentido, se recomienda masticar chicle sin azúcar durante al menos veinte minutos.

26/2/15

El intestino equilibra la salud 26-02-2015

.

El intestino equilibra la salud

Muchos pueden creer que el intestino sólo está relacionado con la digestión. Sin embargo, éste desempeña un papel fundamental en el sistema inmunológico

Existen cientos de bacterias que llegan a afectar el tracto intestinal.  Sin embargo, el cuerpo crea de inmediato una microflora intestinal que depende de la alimentación, la dieta y la edad.

Según el portal www.saludalia.com, el intestino tiene la función de absorber agua y nutrientes; por su parte, la microflora del colon fermenta las sustancias aportadas por los alimentos que no pueden dirigirse en el intestino delgado. Este proceso crea otras moléculas, ácido láctico y ácidos grasos de cadena corta –acético, propiónico y butírico-.

De esta forma, se proporciona energía para el revestimiento de la parde del colon, mejora la absorción de minerales e beneficia el metabolismo de la glucosa y lípidos en el hígado.

Defensa


Tres son las vías principales a través de las cuales el intestino actúa como sistema de defensa. La primera es mediante la microflora  que protege al sistema inmunológico de invasiones bacterianas.

En segundo lugar, las células de la pared intestinal constituyen una barrera protectora que impide la entrada de sustancias dañinas. Y la tercera, el intestino dispone de un sistema inmunológico compuesto por células (inmunecitos) especializadas. Los inmunecitos son capaces de generar una respuesta innata propia y al mismo tiempo desencadenan la producción de anticuerpos, proteínas que atacan a otras proteínas llamadas antígenos -en este caso, el patógeno invasor- para desactivarlas y eliminarlas del cuerpo.

La flora intestinal se comunica con las células del sistema inmunológico gastrointestinal y el hígado para presentar una respuesta coordinada ante los antígenos alimentarios y los microorganismos nocivos.

Por tanto, la microflora intestinal es esencial para que el mecanismo de protección funcione correctamente. De hecho, no tener un buen equilibrio bacteriológico en el intestino se asocia con afecciones como el síndrome del intestino irritable, la inflamación del intestino, el cáncer de colon y la gastroenteritis.

Los cambios en la dieta y en los hábitos alimentarios, así como el uso de antibióticos, pueden desestabilizar el equilibrio de la microflora intestinal.

25/2/15

Remedios eficaces para estómagos revueltos 25-02-2015

.
Remedios eficaces para estómagos revueltos

Las náuseas, a cualquier hora que se presenten, generalmente indican un estómago revuelto y a punto de devolver lo que tiene dentro. En algunos casos, como en los embarazos, se esperan y se soportan; en otros, las circunstancias tienden a empeorar las condiciones naturales de estómagos hipersensibles, como montarse en la "cocina" de una guagua o intentar navegar en cualquier cosa que flote sobre el agua.

Lo popular y lo científico se unen para ofrecernos algunos consejos prácticos y baratos.

Remedio milenarios:

Uno de los más viejos y efectivos remedios contra las náuseas es el jengibre. Una taza de té de esta raíz milagrosa calma hasta los malestares más difíciles. Prepárelo en casa, pelando un poco de jengibre, troceándolo o rayándolo hasta que obtenga una cuchara sopera. Coloque en una taza grande, rellenándola con agua hirviendo. Tape y deje estar por 10 minutos. Puede tomar el té caliente o frío por un poco de estabilidad estomacal.

Después del jengibre, la menta no solo atenúa las náuseas, sino que tiene un efecto calmante sobre las paredes del estómago. Hay muchas marcas de té de menta preparados, por lo que puede recurrir a ellos cada vez que se sienta mal.

Dulce calmante:

Las bebidas que contienen azúcar tienen un efecto calmante sobre el estómago. La gente en la calle ha encontrado en los refrescos de cola un gran aliado. Los destapan, dejan que "pierdan" la soda y se los toman a temperatura ambiente. Les funciona también con bebidas de lima/limón y adivinen... "ginger ale", ¡a base de jengibre!

Carbohidratos a la carga:

Si siente hambre, a pesar de la náusea, y piensa que puede tolerarlo, coma alguna tostada o galletas de soda, alimentos altos en carbohidratos. Y a medida que su estómago comience a tranquilizarse, agregue pequeñas cantidades de proteína, como pechuga de pollo cocida. Evite las comidas grasas hasta que se sienta realmente mejor.

¿Náuseas matutinas?

Con suerte, desaparecen en el primer trimestre de gestación. Otras embarazadas las sufren hasta prácticamente dar a luz... pero hay algunos consejos para hacer más fácil el trance y más placenteras las mañanas.

  • Comience a comer antes de levantar la cabeza de la cama. Algo ligero, unas galletas de soda. El truco es comerlas antes de levantarse.
  • Haga pequeñas comidas a todo lo largo del día. Pequeñas cantidades son más fáciles de tolerar por el estómago que porciones grandes. Lo recomendable es merendar cada una hora o dos. Mantequilla de maní, tajadas de manzana, algunas nueces y algo de queso son buenas opciones.

Nunca se tome sus vitaminas prenatales en ayunas.

  • Tenga a mano frutas congeladas o la versión criolla de "esquimalitos", si no aguanta nada más. Lo ayudará a reemplazar los azúcares que pierde a través del vómito y además, mantiene hidratada a la gestante.
  • Evite las comidas fritas y altas en grasa, que tienden a provocar o a intensificar las náuseas.
  • Manténgase en habitaciones bien ventiladas que no acumulen olores a "cocina", ni a cigarrillo, si está extremadamente sensible a los olores fuertes durante este período.
  • Huela un limón: algunas mujeres embarazadas reportan que por razones que la ciencia no explica, oler la cáscara de limones verdes ayuda a soportar las tandas matutinas. También ayuda tomar agua con algunas gotas de limón o una limonada muy dulce.

Un último tip: Para preparar un sirop anti-náusea. Ponga media taza de azúcar blanca y un cuarto de taza de agua en una olla a temperatura media. Mueva consistentemente hasta que obtenga un sirope de color claro. Después que enfríe a temperatura ambiente, tome de 1 a 2 cucharadas, según lo necesite.
 

24/2/15

Infecciones al estómago y picaduras de insectos


Infecciones al estómago y picaduras de insectos

Las altas temperaturas inciden en la descomposición de los alimentos lo que se traduce, muchas veces, en problemas digestivos. Si la opción es un camping, y éste no cuenta con medidas sanitarias, se puede estar expuesto a la picadura de insectos como la araña de rincón, por ejemplo. La Red de Expertos de Sodexo entrega tips para evitar estos problemas que alteran la calidad de vida.


lanacion.cl

El verano es una de las estaciones más esperadas del año. Es el momento en que las familias salen de vacaciones y pueden estar más tiempo compartiendo con sus seres queridos.

Este idílico período, sin embargo, tiene un lado B, caracterizado por las infecciones estomacales o picaduras de insectos que proliferan especialmente cuando los lugares no cuentan con las medidas de higiene adecuadas.

La ansiedad por llegar prontamente al camping o a las casas de veraneo hace que muchas personas pasen por alto las condiciones higiénicas que cuenta el sitio hasta donde se trasladarán.

Las altas temperaturas inciden en la descomposición de los alimentos lo que se traduce, muchas veces, en problemas digestivos. Si la opción es un camping, y éste no cuenta con medidas sanitarias, se puede estar expuesto a la picadura de insectos como la araña de rincón, por ejemplo.

La Red de Expertos de Sodexo señala que la clave para evitar los problemas señalados está en saber cómo prevenir estos riesgos y amenazas. Para esto, los especialistas entregan algunos consejos simples y prácticos para disfrutar del merecido descanso.


HIGIENE ALIMENTOS


Para evitar las infecciones estomacales recomiendan cumplir las siguientes medidas:

► Limpie el refrigerador con un desinfectante antes de guardar sus alimentos, recuerde que éste es fuente de infecciones como la listeria.

► Evite mantener los alimentos sin refrigerar. Las altas temperaturas pueden descomponerlos provocando una posible intoxicación alimentaria.

► Limpie los mesones y utensilios de cocina con cloro para eliminar cualquier residuo de virus o bacteria.

► Evite una intoxicación por consumo de agua contaminada, compre bidones con agua potable o hierva la de la llave por 10 minutos.

► Mantenga la basura lejos de la cocina.

► Guarde sus alimentos en recipientes cerrados y herméticos.

► Lave sus manos antes y después de preparar y consumir los alimentos, y después de acciones como tocar dinero, ir al baño, estornudar, entre otras.


A RAYA LOS INSECTOS


En el caso de las picaduras y para mantener a raya los insectos aconsejan:

► Al llegar a su destino ventile toda la casa o departamento en el que se hospedará por al menos un par de horas.

► Revise con cautela los dormitorios – closet y camas –ya que al ser lugares más oscuros y frescos se convierten en el escondite preferido de las arañas de rincón.

► Utilice guantes de late para evitar picaduras.

► Limpie el baño con abundante cloro para prevenir cualquier contagio de hongos, virus o bacterias. Si ve que la bañera no está en buenas condiciones utilice sandalias.

► Riegue el patio antes de barrer para evitar que se eleven partículas contaminadas, como las del virus Hanta. En los espacios interiores, es suficiente pasar un trapo húmedo con algún desinfectante.

► Revise que su carpa o casa no tenga agujeros que puedan permitir el ingreso de ratones. Séllelos si es el caso.

11/2/15

Una dieta saludable es mejor que una limpieza de colon 11-02-2015

.
Una dieta saludable es mejor que una limpieza de colon

Durante los últimos años se habla mucho de la necesidad de limpiar o liberar el organismo de las toxinas como una medida para mantenerse saludable y combatir ciertas dolencias. Las mismas van desde desde el estreñimiento, el aumento de peso, hasta la artritis y el reflujo ácido, entre otras.

La teoría indica que toda esa limpieza debe empezar en el colon, donde se supone que se almacenan todo tipo de toxinas, residuos y bacterias.

Una forma de lograr esa limpieza profunda es a través de los llamados kits para limpiar el colon (Colon cleansing kits) a base de hierbas y otros componentes naturales. Su variedad llena los estantes de las tiendas naturales, son tema de los llamados infomercials y proliferan en el mercado en internet.

También se habla de limpiar el colon con hidroterapia o irrigación, un procedimiento que practican terapeutas certificados y consiste en introducir, por la vía del ano, agua filtrada tibia hasta el colon, a través de un tubo plástico flexible.

Los médicos, en general, destacan que no existe suficiente evidencia científica que verifique o refute los beneficios de las limpiezas de colon. Sus críticos, sin embargo, lo consideran innecesario y, en algunos casos, hasta contraproducente.

Aunque la limpieza de colon se prescribe como método de preparación para procedimientos como la colonoscopía, la mayoría de los especialistas no lo recomiendan como el método para eliminar toxinas y residuos de manera regular.

``No hay estudios científicos que comprueben la necesidad de limpiar el colon a través de estos métodos'', dice la doctora María T. Abreu, profesora de medicina y directora de la División de Gastroenterología de la Miller School of Medicine de la Universidad de Miami.

``Son tantas las bacterias que habitan en el colon que en estudios cienfíficos no se ha podido determinar cuáles son las normales y cuáles no; incluso, hasta hace poco, no se podían cultivar en el laboratorio porque no crecen fuera del cuerpo'', observa.

Abreu no considera necesarias las limpiezas de colon a través de suplementos especiales, pastillas o enemas y explica que el sistema digestivo está hecho para eliminar naturalmente los materiales que desecha el cuerpo.

``Estos métodos son similares a cuando los pacientes se practican una limpieza para la colonoscopía, el primer día el colon queda limpio pero, a los pocos días, retorna la misma situación. Me inclino más por la dieta saludable con fibras naturales, frutas y verduras'', destaca la especialista.

Por otra parte, menciona el riesgo de que el cuerpo se vuelva adicto a sustancias que faciliten la evacuación del colon. En resumen, los limpiadores herbales son efectivos temporalmente, pero el problema puede ser recurrente.

Del otro lado, están quienes defienden los métodos y aseguran que estos han mejorado sus dolencias y han fortalecido su sistema inmune.

Para las personas que optan por los sistemas de limpieza hay recomendaciones de precaución a la hora de elegir los diferentes métodos. Es importante entender que no siempre natural significa seguro. De acuerdo con los National Institutes of Health, muchos limpiadores herbales de colon pueden resultar inefectivos y además representar alguna forma de riesgo para el consumidor.

Una de las primeras recomendaciones es leer los ingredientes que contiene cada producto e informarse de sus propiedades y posibles riesgos; además se deben comprar productos de laboratorios acreditados.

Ciertos ingredientes son populares en muchas fórmulas de limpieza de colon, como el Psyllium, la cáscara sagrada y senna.

El Psyllium es una forma de laxante que absorbe el agua en el intestino y crece para así facilitar la eliminación de las sustancias de desecho. Sin embargo, en su fórmula se incluye la advertencia de que puede producir alergias que varían desde irritaciones y ronchas en la piel hasta complicaciones respiratorias más serias.

La cáscara sagrada es otro tipo de laxante. Se extrae de la corteza y las ramas del árbol Rhamnus purshiana, cuyo efecto es contraer los músculos del colon. No obstante, en el 2002, la Food and Drug Administration de Estados Unidos prohibió la cáscara y sus derivados en el uso de los laxantes sin receta debido a falta de evidencia sobre su efectividad e incluso su seguridad. Aún se usa en suplementos dietéticos.

La senna, que se saca de una planta tropical de flores, es común en los tés de limpieza o de dieta, y causa contracciones en el intestino.

``La senna, al igual que otras sustancias naturales, puede resultar irritante para el tracto digestivo y también puede causar reacciones alérgicas'', comenta Janet Konefal, decana asistente del Departamento de Complementary and Integrative Medicine de Miami Miller School of Medicine de la Universidad de Miami.

``Para que el colon funcione de la manera adecuada me inclino por una dieta sana, rica en frutas, vegetales y enzimas digestivas'', destaca Konefal.

``Es una dieta a la que se le puede añadir jugo de sábila, avena y proteínas fáciles de digerir, como el pescado, para facilitar naturalmente el proceso de eliminación'', agrega.

En el caso de que la elección para limpiar el colon sea la hidroterapia, otras precauciones son importantes.

``La irrigación del colon ha sido practicada por décadas en Europa; se sabe que heces impactadas quedan en el colon y este es un sistema que se usa para limpiarlo'', explica Konefal.

``Si alguien opta por el tratamiento, es importante que sea hecho con un equipo debidamente esterilizado y por personas certificadas, existen centros en los que se hace con supervisión médica'', destaca.

Uno de los centros que menciona es el Hippocrates Health Institute, en Palm Beach.

Antes de optar por cualquier método de limpieza de colon, los especialistas consideran importante que el paciente consulte con el médico de cabecera, especialmente si este sufre de enfermedades específicas o toma medicinas de manera regular.