14/10/17

Tomar medicinas “sin receta” puede aliviar… y también puede ser peligroso

Tomar medicinas “sin receta” puede aliviar… y también puede ser peligroso

Tomar medicinas “sin receta” puede aliviar… y también puede ser peligroso

Gastroenterólogos aconsejan precaución al utilizar analgésicos de venta libre

laopinion.com

En una época en la que un 39% de los estadounidenses admiten que podrían estar incurriendo en sobredosis de analgésicos de venta libre, los hispanoamericanos , en particular, corren un mayor riesgo.

Un reporte de Nielsen de 2015 (A Look at Hispanic Spending on Consumer Packaged Goods) encontró que los latinos son los mayores consumidores de medicamentos de venta libre, a juzgar por sus patrones de compra. Según dicho informe, los hispanos gastan alrededor de $37 dólares en medicinas sin recetas, como medicamentos para la alergia y el dolor, en cada visita a la farmacia.

Al gastar un 34% más en analgésicos de venta libre por año que los no hispanos (Nielsen), los hispanos corren un riesgo mayor de sobredosis.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Gastroenterología (American Gastroenterological Association, AGA), ignorar las etiquetas de los medicamentos y tomar demasiada cantidad de analgésicos de venta libre es una práctica peligrosa que puede provocar problemas graves, incluidas complicaciones gastrointestinales.

“Durante el Mes de la Herencia Hispana nos estamos centrando en llegar a los hispanos con un importante mensaje de salud: tomar más de la dosis recomendada de un analgésico de venta libre puede ser muy peligroso para la salud intestinal”, indicó el Dr. Nelson García, Jr., miembro de la AGA y director de la campaña “Control intestinal: conozca su medicamento”, de la AGA.

“Es posible que muchas personas ignoren las etiquetas de los medicamentos porque creen que tomar más cantidad aliviará sus síntomas más rápido, o que las etiquetas son solo pautas. Sin embargo, en realidad, una sobredosis de analgésicos de venta libre puede provocar complicaciones muy graves”, agregó.




Conozca los riesgos

Tomar más de un medicamento con el mismo tipo de ingrediente activo puede causar daño y posiblemente la muerte.

Los dos tipos principales de analgésicos orales de venta libre son el acetaminofeno (paracetamol) y los AINE (antiinflamatorios no esteroideos), que se pueden encontrar en cientos de productos recetados y de venta libre. Muchos estadounidenses toman analgésicos de venta libre para aliviar dolores de cabeza, dolores de muela, dolores musculares y más.

Según el tipo de medicamento de venta libre, superar la dosis recomendada de un medicamento de venta libre puede provocar:


  • úlceras estomacales
  • sangrado estomacal
  • daño en el esófago, el intestino o el hígado.


Para evitar una sobredosis accidental, la AGA aconseja leer y seguir las instrucciones en las etiquetas de los medicamentos, y aprender a distinguir cuándo distintos productos recetados o de venta libre tienen el mismo tipo de ingredientes activos. La asociación también recomienda hablar y consultar con un médico, enfermero profesional, asistente médico o farmacéutico para conocer las dosis correctas de medicamento que deben tomar, qué ingredientes contienen y si es necesario considerar opciones alternativas.

Para recordar


  1. Lee y sigue todas las instrucciones de las etiquetas de sus medicamentos y no superes las indicaciones de dosificación.
  2. Toma solo un producto a la vez que contenga acetaminofeno o un AINE.
  3. Habla con un profesional de la salud si tienes preguntas o inquietudes sobre el uso de su medicamento y otras opciones para tratar el dolor.



13/10/17

Gastritis aguda, cada vez más frecuente en jóvenes [13-10-17]


Gastritis aguda, cada vez más frecuente en jóvenes

La gastritis, caracterizada por la inflamación de la capa interna del estómago, es una de las enfermedades que se ha convertido entre las más comunes en las personas jóvenes, afirmaron especialistas del IMSS Jalisco.

Los gastroenterólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicaron que se presenta principalmente en su forma aguda, la cual, se estima, afecta a ocho de cada mil personas de entre 20 y 50 años de edad.

Aunque en hasta el 60 por ciento de los casos su origen se debe a una bacteria, otros factores que la desencadenan tienen que ver con el consumo de alcohol y de medicamentos, en especial los utilizados contra el dolor y la inflamación.

Asimismo, puede ocasionar esta enfermedad la ingesta de alimentos de dudosa preparación, como los que se venden en la vía pública, ya que se ha detectado que es también un detonante de la gastritis.

Dado que el grueso de las personas que desarrollan gastritis, es como consecuencia de la bacteria ya señalada, suelen desarrollar lesiones ulcerativas lo que complica su cuadro e inclusive incrementa hasta en un 15 por ciento el riesgo de llegar a padecer cáncer gástrico.

Aunque los síntomas de gastritis pueden variar de una persona a otra, el dolor es el que mayormente refieren los pacientes. Otros signos que pueden orientar a la presencia de gastritis incluyen náuseas, hipo, indigestión, pérdida de apetito, sensación de abdomen inflamado, vómitos y heces obscuras.

El tratamiento de la gastritis generalmente incluye la toma de antiácidos y si el origen es la Helicobacter pylori, se incluyen antibióticos.
 

11/10/17

5 cosas que es mejor hacer con el estómago liviano, según la ciencia [11-10-17]


5 cosas que es mejor hacer con el estómago liviano, según la ciencia

A pesar de que el estómago vacío nos puede generar una serie de situaciones desagradables -la sola percepción es una de ellas-, no todo es tan malo. Al menos así lo han definido una serie de estudios científicos que identifican ciertos beneficios de tener hambre.

El sitio de salud Medical Daily ha resumido las acciones que se ejecutan mejor con el estómago liviano, las que te enumeramos a continuación.

1 – Hacer ejercicios

Podría parecer una obviedad, pero en general existen dudas aún respecto a si se debe comer antes de realizar algunos ejercicios. Hay quienes lo apoyan pues se sienten más livianos, y otros lo rechazan, puesto que creen que tendrán un efecto rebote, sintiendo ansiedad después y consumo más de la cuenta.

Resulta que un estudio de la Universidad de Northumbria encontró todo lo contrario, ya que observó que los que ejercitaron en ayuna no sólo no comieron más durante el día, sino que quemaron más grasa que las personas que realizaron una rutina luego de comer.


“El ejercicio aumenta aumenta el gasto total de energía, y gran parte de esta energía proviene de la grasa ya existente”, explica Javier Gonzalez, autor de la investigación.


Ahora bien, expertos comentan que esta táctica mantiene delgado pero no significa que tu trabajo y rutina de ejercicio mejorará. Para ello se debe realizar un trabajo más acabado, que incluye una buena alimentación previa.

2 – Sexo

La digestión requiere de mucha energía y sangre, justamente todo lo que necesita un hombre en la cama. Si un hombre come un gran plato, la sangre que requiere una erección irá a parar al estómago, antes que al pene. Y si bien, se puede tener sexo con el estómago lleno, la experiencia puede ser mucho mejor sin comida puesto que se lograría una erección más adecuada.

Lo mejor es posponer o retrasar cualquier acción en la cama tiempo después de haber ido a una cena romántica.


3 – Para jugar

No es que aconseje hacerlo, específicamente con acciones físicas, pero un juego con el estómago vacío podría ayudar a la toma de mejores decisiones estratégicas.

Según un estudio de la Universidad de Ultrecht en Holanda, el hambre tiene relación directa con la toma de juicios ventajosos.

Analizando a grupos con y sin hambre, se notó que los que los primeros eran capaces de apreciar de mejor manera las futuras grandes recompensas, mientras que los satisfechos no se esforzaban en conseguirlo. A ello se suma que los hambrientos no se arriesgaban más que los satisfechos, lo que derriba el mito de decisiones precipitadas e impulsivas.

4 – Tomar ciertos medicamentos

Esto quizás es más sabido. Ciertos medicamentos son mejor ingerirlos cuando se está con el estómago vacío. Así por ejemplo, contra la tuberculosis o el viagra, son uno de ellos. Esto se explica en que tener alimentos puede prevenir que los componentes sean totalmente absorbidos por el cuerpo.


Producto de lo anterior, los farmacéuticos le pedirán tomar el medicamente una hora antes de las comidas o dos horas después de la comida, con un vaso lleno de agua, tal como detalla el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.


5 – Dormir

De acuerdo al LA Fitness Blog, lo mejor es ir a la cama con algo de estómago vacío. Ello porque dormir requiere poca energía, y el ir a la cama con el estómago lleno podría causar que se almacene un exceso de grasas y calorías, en vez de ser el combustible que requiere nuestro organismo para con la comida.


A su vez, comida de noche podría generar problemas al estómago a largo plazo.
 

13/6/17

Seis mitos sobre la digestión [13-6-17]

 
Seis mitos sobre la digestión

Todo tenemos interiorizados ciertos mitos sobre la digestión que está bien que desmontemos.
 La mayor parte de nosotros tenemos una vaga idea de cómo funciona la digestión: comemos los alimentos, los descomponemos y, de algún modo, nos beneficiamos de ellos. Pero, sin una mejor comprensión de lo que allí sucede, estamos acabamos creyendo unos extraños mitos que se han hecho comunes.

En realidad, nuestro aparato digestivo es un complejo sistema con muchas partes que se comunican entre ellas y con el resto del cuerpo. Aquí exponemos los seis mitos más extendidos sobre la digestión y las verdades que hay detrás de ellos.

La digestión se produce en el estómago. Algunas digestiones se producen en el estómago, pero los alimentos pasan por una serie de estaciones durante su camino por nuestro cuerpo, del que el estómago es uno más:

  • La boca es la primera parada y juega un papel importante. Los sabores y olores revelan al resto del sistema digestivo que el alimento va de camino.
  • Tragar envía el alimento hacia el esófago, que lo empuja hacia el estómago. Este movimiento se llama peristalsis.
  • En el estómago, el alimento se sumerge en un baño de ácido. Esto ayuda a matar microbios y a desenredar proteínas.
  • En el intestino delgado pasa la mayor parte de la acción: las enzimas desmontan grasas, proteínas e hidratos de carbono. Desde allí, van donde son necesarios. Los quemamos para energía, los almacenamos como grasa o, en algunos casos, los usamos para construir los componentes de nuestro cuerpo.
  • En el intestino grueso, billones de microbios devoran lo que no pudimos, principalmente fibra y otros hidratos de carbono prebióticos.

La comida contiene enzimas que ayudan a la digestión. Ya que las enzimas son importantes para la digestión, ¿ayudan a comer más? Esta es una reclamación que está detrás de las dietas de alimentos crudos y detox. Y es otro mito, porque nuestro sistema digestivo produce enzimas sobre una base necesaria: el estómago y el intestino delgado hacen su propio trabajo. Por ejemplo, el trabajo del páncreas será mayor y los lanzará al intestino delgado. Así que sí, los alimentos contienen enzimas, pero fuera de sus condiciones médicas, las producimos nosotros mismos.

La comida absorbe el alcohol. Es cierto que te emborracharás menos con el estómago lleno, pero esto no es porque el alimento absorba el alcohol. La única absorción se produce cuando las diminutas sustancias nutritivas se absorben en nuestro intestino delgado. Un alimento no absorbe otro alimento, podrían mezclarse, pero continúa allí para ser procesado por nuestro cuerpo. El alcohol en tu estómago tarde o temprano pasa a tu torrente sanguíneo, porque es el único camino para llegar a tu cabeza y a tu hígado. Así que si quieres que te afecte menos el alcohol, tienes que reducir la velocidad del proceso del alcohol que entra en tu sangre.

Los alimentos ácidos son malos para ti. Hay dos versiones sobre esta creencia y las dos son falsas. Una se centra en lo que pasa en la tripa. Si comes alimentos ácidos junto con proteínas o carbohidratos, la teoría vale, el ácido impide que el otro alimento lo digiera. Es cierto que el comer ácido hace que las células de tu estómago segregue menos de su propio ácido, pero esto es exactamente como se supone que trabaja. Las células del estómago no vierten hacia fuera productos químicos. Usan un sistema de hormonas y las neuronas para detectar el nivel de ácido y adaptarse. Después de que la mezcla ácida abandona el estómago, se neutraliza por el bicarbonato del páncreas y se ajusta a las necesidades.

La otra versión tiene que ver con el ácido en tu sangre. Según los fieles de las dietas alcalinas, demasiado ácido en nuestros alimentos transporta demasiado ácido a nuestra sangre. El factor decisivo: puede probar el PH o el nivel de ácido de tu orina y este cambiará dependiendo del alimento que coma. Desde luego, el ácido en tu alimento no afecta al ácido en tu sangre.

Las heces aumentan en nuestra tripa y deberíamos limpiarla a fondo. Si las heces son duras podríamos pensar que también son duras dentro de nuestro cuerpo. La idea de limpieza de nuestro colon tiene su origen en una teoría del siglo XIX sobre la autointoxicación. Los doctores de la época creyeron que el excremento se pudría dentro del cuerpo, produciendo las toxinas que se filtraban a la sangre y la envenenaban. El tratamiento era a base de enemas para expulsar las heces y, en casos drásticos, extirpación quirúrgica del colon. Por muy radical que te parezca esto, esta teoría no está muerta. Son los defensores de la ley de la hidroterapia de colon, esto es, los enemas. En realidad, las bacterias en nuestro colon son buenas para nosotros. No tenemos que desahuciarlas o preocuparnos por sus residuos. Nosotros y las bacterias trabajamos juntos.

Mejores digestiones significan más energía y eso es bueno para ti. La energía no es sólo un sentimiento de ¡tengo mucha energía! Es un término científico, E=mc², y los científicos miden la energía de los alimentos con una unidad conocida por todos: las calorías. ¿A que ahora no estás tan seguro de que quieres más calorías? Los alimentos que más calorías tienen son los azúcares y los carbohidratos refinados. Cereales enteros y verduras, sobre todo crudas, contienen cantidades de fibra y carbohidratos prebióticos. Mencionamos la materia prima en estos casos porque al cocinarlos hacen estos productos más digestibles, por destruir parcialmente la fibra, ésta que reduce la velocidad de la digestión. Esto hace que los tabiques celulares encierren más calorías, que explican por qué los cacahuetes crudos tienen menos calorías que la mantequilla de cacahuetes. El comer sano nos mantiene sanos y comer mucha fibra puede ser el mejor modo para lograrlo.

9/6/17

¿Sabías que algunas bacterias ayudan a la nutrición? [9-6-17]


¿Sabías que algunas bacterias ayudan a la nutrición?

El nopal, plátanos, alcachofas y los frijoles, son prebióticos, y sus propiedades ayudan a que se generen las bacterias “buenas”.
 La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que viven en el intestino humano y que ayuda al organismo a obtener una buena nutrición, equilibrar el sistema inmune
y regular las hormonas.

Gracias al proyecto del microbioma humano, se ha dado a conocer que las bacterias y sus genes contribuyen con el desarrollo corporal, logrando que padecimientos como la rinitis, asma y conjuntivitis, disminuyan en los niños al fortalecerse su sistema inmunológico, señaló Francisco Guarner, especialista en enfermedades del aparato digestivo del Hospital Universitario Vall P’Hebron de España Barcelona.

“El yogurt por ser un producto fermentado trabaja como un pro biótico, éste contiene baterías vivas que al ser consumidas ayudan a la proliferación de lactobasilos, consumiendo entre cuatro a siete yogurts a la semana, se puede disminuir la incidencia de diabetes tipo 2 y el sobrepeso”, dijo.

Existen otros alimentos, indicó Guarner, como el nopal, plátanos, alcachofas y los frijoles, que son prebióticos, y sus propiedades ayudan a que se generen las bacterias “buenas” en el intestino.

Una de las áreas que ha contribuido con la conservación de microbiota intestinal es la biotecnología moderna, que se encarga de descubrir una mayor diversidad de microorganismos gracias a los avances de la genética, informó Agustín López Munguía, investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el marco del XXX Congreso Nacional de la Asociación Mexicana de Miembros de Facultades y Escuela de Nutrición (Ammfen), que comienza hoy en el Centro de Convenciones de Cancún, López Munguía dijo que se busca dar a conocer los estudios sobre la microbiota y su impacto sobre la salud.
 

4/6/17

Que tu estómago no te traicione [4-6-17]


Que tu estómago no te traicione

Al viajar, los cambios bruscos en el clima, la altitud o la comida, pueden ocasionarte molestias estomacales nada agradables. Según la Organización Mundial de la Salud, la diarrea del viajero es la afección más frecuente. Te decimos cómo ayudar a tu barriga ante este y otros padecimientos.

Antes de viajar. Consulta a tu médico y, si tu destino lo merece, te recomendará que te vacunes. También puedes consultar el sitio de la Organización Mundial de la Salud (who.int) para conocer a detalle los riesgos sanitarios por la región.

Más allá de lo evidente. Es bien sabido que debes tomar agua embotellada, no comer en puestos callejeros, rechazar alimentos crudos o poco cocidos, así como evitar el hielo, la comida muy condimentada y los lácteos no pasteurizados. Sergio Díaz Madero, pediatra gastroenterólogo del Hospital Ángeles de las Lomas, recomienda los Saccharomyces boulardii, una mezcla de lactobacilos que se deben tomar uno o dos días antes del viaje y durante el mismo, para fortalecer tu flora intestinal.

3/6/17

El estreñimiento se puede resolver con la alimentación [3-6-17]


El estreñimiento se puede resolver con la alimentación

El estreñimiento es un padecimiento que la práctica totalidad de la población ha sufrido o va a sufrir en su vida. Este mal tan común en principio no causa serios problemas de salud siempre que no se cronifique.


La alimentación, una vez más, es una de las mejores aliadas para combatir el estreñimiento y favorecer un correcto funcionamiento de nuestro organismo. Existen varios remedios caseros muy sencillos de realizar con los que notaremos que poco a poco la situación problemática remite y volvemos a encontrarnos en plena forma.

El estreñimiento es causado la mayor parte de las veces por una falta de hidratación adecuada. El colón tiene que absorber agua para mezclarla con la comida que llega al intestino grueso y formar así las heces. El problema está cuando el cuerpo no le proporciona la suficiente cantidad de agua.

Por este motivo, una de las soluciones más básicas que nos ofrece la alimentación es tomar agua. Las cantidades recomendadas son un vaso a temperatura ambiente al despertar y antes de ingerir nada, y luego a lo largo del día consumir entre seis y ocho vasos de agua natural más. Para reforzar sus efectos, un buen consejo es tomar el primer vaso de agua del día antes de desayunar y después añadir una taza de agua caliente con jugo de limón y una pizca de sal. Esta bebida también se puede consumir a lo largo del día cuantas veces se requiera.

Otro remedio casero, esta vez para los más valientes, es tomar dos cucharaditas de aceite de ricino y otras dos de gel de aloe vera por la mañana y por la tarde, y los resultados no ser harán esperar. Para quienes solo de pensarlo tuerzan el gesto, existe la posibilidad de hervir leche con un puñado de pasas y tomarla en una taza bien caliente antes de ir a la cama. En este caso, hay que recordar que esta mezcla hará efecto durante la noche.


Jengibre, aliado contra el estreñimiento

El jengibre es nuestro mejor aliado para los problemas digestivos. La infusión de esta maravillosa raíz ayuda al movimiento intestinal y a activar el fuego digestivo, aunque es importante no tomarlo por la noche, porque uno de sus efectos es el insomnio.

Otro remedio extraordinario es el jugo de zanahoria y, como norma general, se recomienda de manera vívida consumir mucha más fruta en la alimentación. Peras, uvas, papayas y naranja son perfectas para acabar con un problema que, si bien no es serio, conviene atajarlo.
 

28/5/17

Enfermedad Inflamatoria Intestinal: 10 tips para vivir con ella

Enfermedad Inflamatoria Intestinal: 10 tips para vivir con ella

entornointeligente.com

La WGO explica que debido a la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) el cuerpo y el sistema inmunológico reacciona en contra de los alimentos, las bacterias y otras cosas necesarias en el intestino. Con esto, el organismo ataca las células de los intestinos causando una inflamación que no se elimina fácilmente.

Según la Asociación Americana de Gastroenterología (AGA por sus silgas en inglés) existen dos tipos principales de Enfermedad Inflamatoria Intestinal: la Enfermedad de Crohn (CD), cuyos síntomas son la inflamación o la producción de úlceras abdominales (a menudo del lado inferior derecho), diarrea, pérdida de peso y sangrado. Y la Colitis Ulcerosa (UC), que produce inflación en el colon o recto y también puede causar diarrea, calambres y sangrado rectal. No obstante, hay que considerar que los síntomas pueden variar en cada persona, dependiendo del tipo de enfermedad que padezca.

Según la AGA, entre un 15% y un 30% de los pacientes con esta enfermedad tienen un miembro de su familia que también la padece. Sin embargo, existe poca evidencia que muestre si es causada por uno o varios genes. Tampoco es concluyente si el estrés puede originarla, aunque los médicos recomiendan a aprender a manejarlo para disminuir sus síntomas.

El Dr. Ricardo Méndez, Gastroenterólogo de la Clínica Santa Sofía, comparte las diez recomendaciones que la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) dicta a las personas que viven con la Enfermedad Inflamatoria Intestinal:

  1. Infórmese sobre la EII, sus signos y síntomas. Si no entiende la enfermedad, asegúrese de preguntarle a su médico en la próxima consulta.
  2. Recuerde que todo el mundo con EII es diferente. No hay un caso típico.
  3. Si está estresado, ansioso o deprimido, esto puede afectar sus síntomas de EII. Si necesita controlar su estrés y su salud mental, consulte al médico.
  4. Si necesita acondicionar su lugar de trabajo debido a su enfermedad, asegúrese de preguntar a sus empleadores al respecto.
  5. No haga más de lo que puede manejar físicamente, pero no haga menos que su potencial sólo porque tiene EII.
  6. Pregúntele a su médico cuáles son los medicamentos que debe administrarle, los posibles efectos secundarios y el tiempo que debe esperar para usarlos.
  7. Una vez que haya decidido sobre un tratamiento asegúrese de seguirlo regularmente, según lo prescrito.
  8. Algunos medicamentos deben continuar incluso cuando se sienta bien; su propósito es mantenerlo estable.
  9. No fume, especialmente si su diagnóstico es enfermedad de Crohn, ya que se sabe que el tabaquismo empeora esta condición.
  10. Si tiene colitis ulcerosa considere que puede necesitar colonoscopias regulares para detectar cáncer. Pregunte a su médico si esto aplica para su caso.

Aunque existen muchos tratamientos para controlar los síntomas de la EII, la WGO explica que su patogénesis está incompleta. "Factores genéticos y ambientales tales como las bacterias luminales alteradas y la permeabilidad intestinal mejorada desempeñan un papel en la desregulación de la inmunidad intestinal, lo que provoca lesiones gastrointestinales". Sin conocer sus causas específicas, actualmente hay varias terapias que amortiguan la respuesta inmune aberrante. Algunas de ellas (en desarrollo) están dirigidas al microbioma intestinal y pueden ir desde suplementos dietéticos hasta trasplantes fecales. Sin embargo, a medida que la EII avanza mundialmente, uno de los desafíos será determinar si las terapias exitosas en una población serán efectivas en otra", acotó el comunicado de la WGO.

Fuente informativa: Dr. Ricardo Méndez, Gastroenterólogo y Director Médico de la Clínica Santa Sofía

21/5/17

Una dieta saludable es mejor que una limpieza de colon [21-5-17]

 
Una dieta saludable es mejor que una limpieza de colon

Durante los últimos años se habla mucho de la necesidad de limpiar o liberar el organismo de las toxinas como una medida para mantenerse saludable y combatir ciertas dolencias. Las mismas van desde desde el estreñimiento, el aumento de peso, hasta la artritis y el reflujo ácido, entre otras.

La teoría indica que toda esa limpieza debe empezar en el colon, donde se supone que se almacenan todo tipo de toxinas, residuos y bacterias.

Una forma de lograr esa limpieza profunda es a través de los llamados kits para limpiar el colon (Colon cleansing kits) a base de hierbas y otros componentes naturales. Su variedad llena los estantes de las tiendas naturales, son tema de los llamados infomercials y proliferan en el mercado en internet.

También se habla de limpiar el colon con hidroterapia o irrigación, un procedimiento que practican terapeutas certificados y consiste en introducir, por la vía del ano, agua filtrada tibia hasta el colon, a través de un tubo plástico flexible.

Los médicos, en general, destacan que no existe suficiente evidencia científica que verifique o refute los beneficios de las limpiezas de colon. Sus críticos, sin embargo, lo consideran innecesario y, en algunos casos, hasta contraproducente.

Aunque la limpieza de colon se prescribe como método de preparación para procedimientos como la colonoscopía, la mayoría de los especialistas no lo recomiendan como el método para eliminar toxinas y residuos de manera regular.

``No hay estudios científicos que comprueben la necesidad de limpiar el colon a través de estos métodos'', dice la doctora María T. Abreu, profesora de medicina y directora de la División de Gastroenterología de la Miller School of Medicine de la Universidad de Miami.

``Son tantas las bacterias que habitan en el colon que en estudios cienfíficos no se ha podido determinar cuáles son las normales y cuáles no; incluso, hasta hace poco, no se podían cultivar en el laboratorio porque no crecen fuera del cuerpo'', observa.

Abreu no considera necesarias las limpiezas de colon a través de suplementos especiales, pastillas o enemas y explica que el sistema digestivo está hecho para eliminar naturalmente los materiales que desecha el cuerpo.

``Estos métodos son similares a cuando los pacientes se practican una limpieza para la colonoscopía, el primer día el colon queda limpio pero, a los pocos días, retorna la misma situación. Me inclino más por la dieta saludable con fibras naturales, frutas y verduras'', destaca la especialista.

Por otra parte, menciona el riesgo de que el cuerpo se vuelva adicto a sustancias que faciliten la evacuación del colon. En resumen, los limpiadores herbales son efectivos temporalmente, pero el problema puede ser recurrente.

Del otro lado, están quienes defienden los métodos y aseguran que estos han mejorado sus dolencias y han fortalecido su sistema inmune.

Para las personas que optan por los sistemas de limpieza hay recomendaciones de precaución a la hora de elegir los diferentes métodos. Es importante entender que no siempre natural significa seguro. De acuerdo con los National Institutes of Health, muchos limpiadores herbales de colon pueden resultar inefectivos y además representar alguna forma de riesgo para el consumidor.

Una de las primeras recomendaciones es leer los ingredientes que contiene cada producto e informarse de sus propiedades y posibles riesgos; además se deben comprar productos de laboratorios acreditados.

Ciertos ingredientes son populares en muchas fórmulas de limpieza de colon, como el Psyllium, la cáscara sagrada y senna.

El Psyllium es una forma de laxante que absorbe el agua en el intestino y crece para así facilitar la eliminación de las sustancias de desecho. Sin embargo, en su fórmula se incluye la advertencia de que puede producir alergias que varían desde irritaciones y ronchas en la piel hasta complicaciones respiratorias más serias.

La cáscara sagrada es otro tipo de laxante. Se extrae de la corteza y las ramas del árbol Rhamnus purshiana, cuyo efecto es contraer los músculos del colon. No obstante, en el 2002, la Food and Drug Administration de Estados Unidos prohibió la cáscara y sus derivados en el uso de los laxantes sin receta debido a falta de evidencia sobre su efectividad e incluso su seguridad. Aún se usa en suplementos dietéticos.

La senna, que se saca de una planta tropical de flores, es común en los tés de limpieza o de dieta, y causa contracciones en el intestino.

``La senna, al igual que otras sustancias naturales, puede resultar irritante para el tracto digestivo y también puede causar reacciones alérgicas'', comenta Janet Konefal, decana asistente del Departamento de Complementary and Integrative Medicine de Miami Miller School of Medicine de la Universidad de Miami.

``Para que el colon funcione de la manera adecuada me inclino por una dieta sana, rica en frutas, vegetales y enzimas digestivas'', destaca Konefal.

``Es una dieta a la que se le puede añadir jugo de sábila, avena y proteínas fáciles de digerir, como el pescado, para facilitar naturalmente el proceso de eliminación'', agrega.

En el caso de que la elección para limpiar el colon sea la hidroterapia, otras precauciones son importantes.

``La irrigación del colon ha sido practicada por décadas en Europa; se sabe que heces impactadas quedan en el colon y este es un sistema que se usa para limpiarlo'', explica Konefal.

``Si alguien opta por el tratamiento, es importante que sea hecho con un equipo debidamente esterilizado y por personas certificadas, existen centros en los que se hace con supervisión médica'', destaca.

Uno de los centros que menciona es el Hippocrates Health Institute, en Palm Beach.

Antes de optar por cualquier método de limpieza de colon, los especialistas consideran importante que el paciente consulte con el médico de cabecera, especialmente si este sufre de enfermedades específicas o toma medicinas de manera regular.

16/5/17

El Síndrome de intestino irritable (SII) [16-5-17]


El Síndrome de intestino irritable (SII)

Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína, algunos granos, el chocolate y la leche puede aliviar.

El estrés, la ansiedad emocional, el alcohol y las  bebidas carbonatadas (sodas), pueden ser las principales causas que desencadenan o empeoran la sintomatología del Síndrome de Intestino Irritable (SII), o colitis, enfermedad que es diagnosticada en personas que padecen de dolor o malestar abdominal, distención abdominal , (inflación), estreñimiento y diarrea. Generalmente el malestar se da después de  cada comida.

Alrededor del 9 al 18 por ciento de la población en Latinoamérica padece del SII (Síndrome de Intestino Irritable). Es uno de los trastornos gastrointestinales más comunes o tres veces más frecuente en mujeres que en hombres. Según el gastroenterólogo ecuatoriano Jaime Manosalvas, el mal ataca más a las mujeres porque pueden influir antecedentes de abusos físicos sexual en la adolescencia y factores de tipo hormonales.

Este es un trastorno funcional, que por lo general, comienza en la adolescencia o durante la etapa temprana de la edad adulta, por lo que se recomienda consultar al médico lo más pronto posible, antes de que esté muy avanzando el síndrome.

Entre los síntomas de alarma se encuentran la pérdida de peso, historia familiar de cáncer de colon, presencia de fiebre, sangrado rectal, síntomas de predominio nocturno e historia personal de pólipos de colon entre otros.

Hasta el momento, ningún tratamiento es definitivo contra este síndrome, sin embargo, existen varios tipos de tratamientos que pueden ser utilizados para el SII, estos pueden ser: la trimebutina, nombre científico del Debridat, que  es un medicamento para regular y equilibrar la motilidad intestinal, además de  controlar la inflamación y por ende, el dolor.

Debridat tiene en el mercado más de 28 años, pero hasta ahora los laboratorios Pfizer, la introdujeron al mercado local.

Para el gerente de Pfizer, Juan Diego González, en Panamá hasta el momento no existía ningún producto que mejorara la calidad de vida de los habitantes que padecen este mal, y debido a la insistencia de los galenos el laboratorio decidió traer el producto.
El estrés, la ansiedad emocional, el alcohol y las  bebidas carbonatadas (sodas), pueden ser las principales causas que desencadenan o empeoran la sintomatología del Síndrome de Intestino Irritable (SII), o colitis, enfermedad que es diagnosticada en personas que padecen de dolor o malestar abdominal, distención abdominal , (inflación), estreñimiento y diarrea. Generalmente el malestar se da después de  cada comida.

Alrededor del 9 al 18 por ciento de la población en Latinoamérica padece del SII (Síndrome de Intestino Irritable). Es uno de los trastornos gastrointestinales más comunes o tres veces más frecuente en mujeres que en hombres. Según el gastroenterólogo ecuatoriano Jaime Manosalvas, el mal ataca más a las mujeres porque pueden influir antecedentes de abusos físicos sexual en la adolescencia y factores de tipo hormonales.

Este es un trastorno funcional, que por lo general, comienza en la adolescencia o durante la etapa temprana de la edad adulta, por lo que se recomienda consultar al médico lo más pronto posible, antes de que esté muy avanzando el síndrome.

Entre los síntomas de alarma se encuentran la pérdida de peso, historia familiar de cáncer de colon, presencia de fiebre, sangrado rectal, síntomas de predominio nocturno e historia personal de pólipos de colon entre otros.

Hasta el momento, ningún tratamiento es definitivo contra este síndrome, sin embargo, existen varios tipos de tratamientos que pueden ser utilizados para el SII, estos pueden ser: la trimebutina, nombre científico del Debridat, que  es un medicamento para regular y equilibrar la motilidad intestinal, además de  controlar la inflamación y por ende, el dolor.

Debridat tiene en el mercado más de 28 años, pero hasta ahora los laboratorios Pfizer, la introdujeron al mercado local.

Para el gerente de Pfizer, Juan Diego González, en Panamá hasta el momento no existía ningún producto que mejorara la calidad de vida de los habitantes que padecen este mal, y debido a la insistencia de los galenos el laboratorio decidió traer el producto.